martes, 2 de febrero de 2010

LOS HOSPITALES Y LA GESTIÓN DE RESIDUOS SANITARIOS

LOS HOSPITALES Y LA GESTIÓN DE RESIDUOS SANITARIOS.

Introducción

Los Hospitales, debido a nuestra actividad asistencial, docente e investigadora, generamos una serie de residuos que les hace diferentes de los llamados urbanos (aunque también producimos este tipo de residuos).
En general, gestionamos una importante cantidad y con carácter de peligrosos solo una pequeña proporción de su totalidad (una reducida cantidad, muy peligrosos).

Hace ya unos años se llevó a cabo un estudio para analizar el riesgo real de los residuos sanitarios y se llegó a la conclusión que una pequeña cuantía (menos del 10%) de los mismos ha de ser gestionado de forma diferente a los residuos domiciliarios.

Así, apareció la gestión avanzada de residuos sanitarios en nuestro país y como quiera que no disponemos de normativa estatal sobre estos residuos, Las Comunidades Autónomas han tenido que emitir normativa autonómica en la materia. Esta proliferación de normativas en materia de gestión de residuos sanitarios ha traído una falta de homogeneidad en la clasificación de los mismos y algún que otro tipo de dificultad. Esperemos que llegue el día en que se emita normativa estatal.

Definición de residuos sanitarios.

Los residuos generados en cualquier establecimiento o servicio en el que se desarrolle actividad de atención a la salud.

Los residuos sanitarios en la Comunidad de Madrid.

En la Comunidad Autónoma de Madrid se estableció la clasificación:

· Clase I y II.- urbanos y asimilables a urbanos.
· Clase III.- Biosanitarios Especiales.
· Clase IV.- Restos humanos identificables y cadáveres.
· Clase V.- Químicos.
· Clase VI.- Citoxtaticos.
·Clase VII.- Radiactivos.

Los residuos Químicos, los restos humanos y cadáveres y los radiactivos disponen de normativa específica.

Consideramos que el residuo mas peligroso (pero con una producción muy pequeña) que generamos los Hospitales son los residuos citotóxicos. (En el Clínico un 0,4% del total de residuos).
Los planes de gestión de residuos sanitarios en los Centros.

Los Centros Sanitarios han de disponer de un Plan de Gestión Avanzado de Residuos Sanitarios que les permita una adecuada gestión de los mismos y donde se contemple la recuperación de materiales para reciclar.

En este Plan ha de quedar reflejadas las normas de segregación y la recogida de origen, el transporte hasta el cuarto de almacenamiento intermedio y hasta el punto de almacenamiento final y las herramientas y circuitos establecidos. Las frecuencias de retiradas adecuadas en origen, cuartos intermedios y punto final. Las normas de actuación ante un vertido accidental. Los planes de formación para el personal y lo que es muy importante, el sistema de pesada de los residuos peligrosos. La verdad que el decreto de la Comunidad de Madrid establece con mucha claridad todos los requisitos exigibles en la gestión de residuos sanitarios.

De la eficacia en el sistema de pesada y el control de los residuos generados han de salir acciones correctivas, si proceden.

Hay que intentar generar la menor cantidad posible de residuos y que la calidad de la composición de los materiales sea poco peligrosa, con el fin de que el residuo sea menos problemático a la hora de su tratamiento final.

La minimización de residuos.

Se dice que el mejor residuo es el que no se produce. Ahora bien, cierta cantidad de residuos se generan aún haciendo una muy buena gestión de los mismos.
Las opciones más comunes de minimización de residuos:

· El reciclado.
· La sustitución.
· La reutilización.
· La prevención en la generación.

Todas ellas deben ser contempladas y se han de establecer programas para su desarrollo.


La adquisición de materiales.

En materia de residuos, hay que actuar en la decisión de la compra. Aunque no siempre se pueda puesto que suele haber productos de interés sanitario que disponen de un carácter casi en exclusividad y en los cuales ha de primar los beneficios terapéuticos que proporciona. Ahora bien, en la compra en general se puede interceder a favor de minorizar el impacto ambiental de nuestros residuos, teniendo en consideración los volúmenes y la peligrosidad de los materiales que componen el artículo a adquirir.
Cada vez se utilizan más en los Pliegos de Especificaciones Técnicas las cláusulas de prevención.

A modo de conclusión:

· Hemos dicho que no existe normativa estatal para la gestión de residuos sanitarios, lo que dificulta la homogeneización en la clasificación y por lo tanto de los datos de generación y la gestión con proveedores.


· Todos los centros sanitarios tienen la obligación de tener en funcionamiento un Plan de Gestión Avanzada de Residuos Sanitarios que dé cumplimiento a lo establecido por las normas.


· Sólo una pequeña cantidad de los residuos sanitarios que generamos han de ser tratados de forma diferenciada a los residuos urbanos, (menos del 8%).


· Los planes de gestión han de contemplar y diseñar acciones y programas de Minimización de residuos.


· Estos planes han de garantizar la seguridad de los pacientes, de los trabajadores, de la Salud Pública y del Medio Ambiente.


·Las herramientas de gestión interna que nos permita hacer un seguimiento puntual de generación, por Unidades y Servicios, son imprescindibles para llevar a término una adecuada gestión de residuos.


·La educación y formación del personal sanitario se conforma, una vez más, como un instrumento principal en una correcta gestión de residuos.




Manuel Carmona Calvo.
Jefe Servicio Gestión Ambiental
Hospital clínico San Carlos. Madrid.
Febrero 2010.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada